jueves, 12 de noviembre de 2015

¿Por cuánto tiempo más debemos sufrir la falta de planeación del Estado?

Por: John Rojas Quimbayo
Gerente General de Activo Legal
Resulta de alguna manera contradictorio que el Estado quien es el encargado de planear y prestar los servicios públicos, hable de un aumento en las tarifas de energía como resultado de un fenómeno natural. Y es que el problema no es el fenómeno del niño, es la falta de planificación por parte del Estado de generar unas condiciones favorables para la generación de energía por cuanto a que el único modo de generarla no es solamente por la vía hidráulica, sino que existe otros métodos de generación que no dependen propiamente del recurso hídrico.

Por eso es contradictorio y aún más contradictorio que compare el fenómeno ocurrido en los años noventa y que de manera diplomática afirme que sus consecuencias son mayores que los de esos años sin aceptar que el Estado no se ha preparado para asumir este fenómeno, generando otras formas de generación de energía eléctrica como la energía eólica y otras tantas que existen en el mundo. Lo único que demuestra es la falta de competencia por parte del Estado en la planificación y planeación en la prestación de servicios públicos, y que no solamente ocurre con el servicio público de energía sino que además ocurre con otros servicios públicos como el de acueducto y alcantarillado.

Desde los años noventa hasta hoy se ha advertido de todos los fenómenos climáticos derivados como consecuencia del desarrollo económico de los países y del mundo. Esto no es nuevo, esto tan solo es la consecuencia de una profecía ya dicha por los mal llamados ambientalistas de su época. Ahora tenemos que formularnos una pregunta ¿Seremos todos los ciudadanos colombianos parte de lo que llaman en la actualidad los desplazados climáticos o víctimas por los efectos del cambio climático?

Por culpa de la falta de planeación del Estado, que por más de dos décadas ya conocía de las consecuencias de tales fenómenos, siendo que somos un Estado garantista para unos temas y para otros no, ¿por qué no nos hemos preparado para afrontar una crisis en la escases del agua prestando el servicios de acueducto y alcantarillado a los más afectados?, ¿o es que tan solo la energía es lo más importante, siendo que el derecho al agua de todo ser humano es vital para sus supervivencia?

Por último me gustaría preguntar, ¿cuál será la otra medida populista e improvisada por parte del Estado para afrontar otra crisis no del sector eléctrico sino de otros sectores? Teniendo en cuenta el problema climático ya anunciado, deberíamos pensar en eso y también deberíamos pensar si es o no una falta de recursos por parte del Estado teniendo en cuenta que en campañas y al momento de ejercer cargos públicos, lo único que se ha logrado es la burocratización del Estado generando nuevos puestos, para que ahora seamos nosotros quienes debamos pagar su propia improvisación.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario